Escribe !ahora!

Amarres de amor efectivos, hechizos y rituales.
Enviando este formulario, usted acepta nuestra politica de privacidad.
powered by fox contact

En la vida existe una época para sembrar y una época para cosechar.

Todo agricultor escoge la mejor semilla para sembrar, escoge y examina la tierra donde va a depositar su semilla. Sabe el tiempo adecuado para realizar el trabajo y preparar la tierra donde esparcirá  su semilla. Todo agricultor sabe esperar la primera lluvia que alimentara y dará fuerza a la tierra para poder desarrollar bien el fruto de la semilla.

amarres deamor siembraQuien sabe escoger bien su semilla y darle el mantenimiento adecuado a su siembra; recogerá en el tiempo de la ciega, buen fruto agradable y codiciable a todo el que lo vea.  Recibirá su recompensa y quedará satisfecho con la tierra que le produjo a cien por uno

En el diario vivir de todo ser humano, existe una semilla que se esparce día a día y esta semilla se siembra con nuestras acciones, nuestros gestos, nuestras palabras y nuestra disposición para ayudar a los demás  Las palabras y los gestos tienen un poder enorme que es capaz de poner una sonrisa en los labios de quienes nos rodean o hacer que nos odien por nuestras acciones. 

Todo lo que se siembra brotará y dará su fruto tarde o temprano. 

Las palabras que emitimos con odio y rencor  son como golpes de espada que son capaces de destruir y causar heridas profundas en quienes nos escuchan.  Pero un gesto dice más que mil palabras. 

Recuerda que tus palabras, tus gestos y tus acciones son la semilla que hoy esparces y siembras dentro del corazón te tus semejantes y que tarde o temprano darán su fruto.  No importa si lo que sembraste sea bueno o sea malo, ¡te guste o no! Recibirás tu recompensa; porque llegará el tiempo en que tendrás que levantar la cosecha de lo que sembraste. 

Prepara tu tierra, para sembrar buenas acciones, cultiva el amor y la paz en los que te rodean, riega tu siembra con armonía y felicidad.  Abraza al amor y deja que sea él quien tome el control de tus palabras, gestos y acciones. Se cómo una fuente de agua,  que refresque la sed del sediento, no le niegues la ayuda al hambriento y mantén tus oídos abiertos para escuchar el auxilio de tu prójimo. 

¿Tienes problemas en el amor, la suerte, la salud?  Escríbenos. 

 

Hay 20 invitados y ningún miembro en línea